Ornamentos

Pasos

En los años iniciales se planteó la construcción del paso de la Piedad, si bien la Guerra Civil truncó este proyecto sin que se volviera a recuperar. En abril de 1946 la Asamblea General de la Cofradía acordó solicitar al arquitecto José Ferragut Pou que presentara unos diseños para la confección de dos faroles artísticos, que se estrenaron en las procesiones del año siguiente. Asimismo el Consejo Rector de la Cofradía acordó en 1950 la construcción de una Cruz de Penitencia, que encargó al carpintero Sr. Mut, aunque en otras fuentes se atribuye la Cruz al Sr. Pastor. Esta Cruz era portada por turnos por todos los Cofrades durante la procesión. En 1993 el Silencio comenzó a desfilar una imagen de Jesucristo Crucificado portado por cuatro cofrades, los dos de delante con cuerdas y los de atrás con el travesaño sobre los hombros. En ese mismo año se decidió incorporar un tamborino mallorquín que marcara el paso de los portadores de la imagen.

Faroles

También en 1950 se encargó la fabricación de dos faroles dorados con el anagrama de las Congregaciones Marianas, al escultor Juan Serra. El Jueves Santo de ese mismo año fueron estrenados ambos ornamentos.

Hacha

La Cofradía hizo uso de un velón o hachón mallorquínde cera blanca con sección de trébol de cuatro hoja. Desde el año 2010 se ha recuperado el color original blanco ya que desde principio delos años ochenta hasta 2009, el hacha era de color naranja.

Escudo

Está partido en tres divisiones y representa los vínculos que esta cofradía tuvo en su origen con la Congregación de María Inmaculada y San Luis Gonzaga. En la división de la izquierda, aparecen los símbolos de la Inmaculada: la azucena y la luna (Ap 12, 1). En la división superior de la derecha, el escudo de armas de la Casa italiana de los Gonzaga y del Ducado de Mantua al que estuvieron vinculados, en relación al santo. En la división inferior de la derecha, el escudo cuartelado de Mallorca. Y en el centro del escudo, el monograma JHS en color amarillo sobre fondo azul, llevando la H una cruz. Todo ello tocado por una corona.

Estandarte

Confeccionado sobre terciopelo negro con el escudo de la Cofradía en el anverso. El reverso es de raso también negro. Acaba en ángulo y está circundado de flecos y borlas de oro. Descansa sobre un asta de madera dorada, del que cuelgan unos cordones rojos rematados en borlas de flecos de hilo de oro. En la parte superior del asta, hay una cruz dorada

Hábito penitencial

De tela de raso con capa, con terciopelo en los puños de las mangas y capirote en negro y túnica ceñida por faja de terciopelo negro. En la parte inferior del antifaz del capirote va bordado el escudo de la cofradía. Es característica y le distingue del resto de cofradías, su capa con larga cola.

Pasos

Pasos

En los años iniciales se planteó la construcción del paso de la Piedad, si bien la Guerra Civil truncó este proyecto sin que se volviera a recuperar. En abril de 1946 la Asamblea General de la Cofradía acordó solicitar al arquitecto José Ferragut Pou que presentara unos diseños para la confección de dos faroles artísticos, que se estrenaron en las procesiones del año siguiente. Asimismo el Consejo Rector de la Cofradía acordó en 1950 la construcción de una Cruz de Penitencia, que encargó al carpintero Sr. Mut, aunque en otras fuentes se atribuye la Cruz al Sr. Pastor. Esta Cruz era portada por turnos por todos los Cofrades durante la procesión. En 1993 el Silencio comenzó a desfilar una imagen de Jesucristo Crucificado portado por cuatro cofrades, los dos de delante con cuerdas y los de atrás con el travesaño sobre los hombros. En ese mismo año se decidió incorporar un tamborino mallorquín que marcara el paso de los portadores de la imagen.
Faroles

Faroles

También en 1950 se encargó la fabricación de dos faroles dorados con el anagrama de las Congregaciones Marianas, al escultor Juan Serra. El Jueves Santo de ese mismo año fueron estrenados ambos ornamentos.
Escudo

Escudo

Está partido en tres divisiones y representa los vínculos que esta cofradía tuvo en su origen con la Congregación de María Inmaculada y San Luis Gonzaga. En la división de la izquierda, aparecen los símbolos de la Inmaculada: la azucena y la luna (Ap 12, 1). En la división superior de la derecha, el escudo de armas de la Casa italiana de los Gonzaga y del Ducado de Mantua al que estuvieron vinculados, en relación al santo. En la división inferior de la derecha, el escudo cuartelado de Mallorca. Y en el centro del escudo, el monograma JHS en color amarillo sobre fondo azul, llevando la H una cruz. Todo ello tocado por una corona.